El pasado viernes 27 de mayo se celebró en Tarragona la 2ª edición del TEDx Plaça del Fòrum, con la asistencia de más de 450 personas. Todo un éxito viniendo de una primera edición, limitada por el propio TED, de un máximo de 100 asistentes.

En esta edición cambió la ubicación, si el año pasado transcurrió en un Salón de Actos, para este año se escogió el emblemático Teatre Metropol, un teatro modernista de la ciudad de Tarragona en plena Rambla Nova.

 

Acudir a un evento de este tipo, como es el TEDx, no deja indiferente a nadie.

Te pueden gustar más o menos los ponentes, o mejor dicho las personas que se ofrecen y “que tienen algo interesante que contar”, que nos inspiren, nos muevan por dentro y nos hagan ejercitar las neuronas.

Qué aprendí de TED y de TEDx.

 

TED cuyas siglas significan Tecnología, Entretenimiento y Diseño, es una organización  sin ánimo de lucro dedicada a “potenciar el poder de las ideas para cambiar el mundo” que empezó en 1984 en EEUU con Richard Saul Wurman y que desde 2002 el anfitrión es Chris Anderson.

En 2009 se creó TEDx para la realización de eventos locales, organizados independientemente, que buscan reunir personas para compartir “ideas que merecen ser explicadas”. Y se pueden organizar, de forma local, tras conseguir una licencia y siguiendo algunas pautas de la organización TED.

Hay más de 1200 charlas TED disponibles online, traducidas a 100 idiomas y con más de 500 millones de visualizaciones.

Para cada TEDx se piensa un tema central entorno al que girará todo el evento y no es una tarea nada fácil de los organizadores, buscar ponentes que puedan aportar su propia vivencia o experiencia personal entorno al tema central.

En esta edición el lema fue ¿Y si lo hacemos diferente?.

Todas las ponencias duran como máximo 18 minutos.
Nadie percibe remuneración por participar, ya sea ponente, organizador o voluntario.
En los TEDx se emiten también vídeos de otros ponentes internacionales de eventos TED.

La idea del evento es que los asistentes experimenten un viaje por diferentes emociones, tristeza, excitación, alegría, rabia, etc.

Se emite en directo por streaming para que cualquier persona del mundo pueda seguirlo. Posteriormente los vídeos se editan y se separan, uno por ponencia, que siempre podrás encontrar en la red y es de esta forma justamente cómo yo conocí TED.

Puedes ver el vídeo oficial de TEDx aquí (1:40 min.)

 

Ponencias y Videos.

 

Todas las ponencias y los vídeos emitidos se pueden encontrar en internet y al final del artículo os dejo el link a la web del TEDx Plaça del Fòrum.

Enumero los ponentes y el título que escogieron para el desarrollo de su idea.

Video Chris Anderson. Claves para conectar con la audiencia. Vídeo 8 min.
Xavier Marcet. ¿Y si lo hiciéramos auténticamente diferente?
Mireia Pons. La mirada de los otros.
Olivier Schulbaum. El barómetro de una sociedad más ética y colaborativa.
Samuel Sánchez. Yellow submarines.
Vídeo Melissa Fleming. Historia de dos supervivientes.
Vídeo Elizaveta. Space’s pirate love song.
Javier Creus. Sistema Operativo Social. Actualización disponible.
Marc Castellnou. Rompiendo la paradoja del miedo.
Sandra Lomas. Administración milennista.
Video Joe Smith. Cómo usar una servilleta de papel.
Muriel Palma. Montessori. Una educación científica.
Odile Fernández. No es necesario enfermar para mejorar.
Video James Veitch. Lo que pasa cuando respondes al spam.
Xavier Lozano. Cuotidiáfonos. ¿Dónde está la música?
Carlotta Cataldi y Delphine Boghos. Facilitadoras Gráficas que captaron la idea principal de cada ponente al mismo tiempo que lo dejaban plasmado en una lámina. Impresionante trabajo en directo, escuchar, captar y dibujar en 18 minutos.

Puedes ver todas las fotos en este link: TEDx Plaça del Fòrum. 

Lo que viví en primera persona en el TEDx Plaça del Fòrum de Tarragona.

 

¿Nervios, intriga, sensaciones? Lo que más ¡emoción!.

Tras ofrecerme como voluntaria, me convocaron a un par de reuniones, dónde se habló de cómo transcurriría el evento, se hizo un seguimiento de los temas referentes a los ponentes, de temas técnicos, de organización y cuál sería la tarea de cada persona.

Me explicaron que para la organización del TEDx llevaban varios meses entre contactar a ponentes y convencerles, buscar alianzas y colaboraciones y pensar ideas para que el evento fuera único.

Me encantaron las sorpresas que se estaban preparando para el evento, pero sobretodo las ganas de sorprender a los asistentes y todo el esfuerzo para que todo saliera como estaba previsto.

 

¿Qué sorpresas?

Ahora ya las puedo explicar, puesto que todos las pudimos vivir de alguna manera.

  • La acreditación y llegada de los asistentes, convocados una hora antes para pasar al jardín del Teatre dónde les esperaba música en vivo.
  • La llamada a entrar con una banda de músicos que hacían de guías.
  • El escenario: El jardín natural vertical con una pantalla gigante integrada.
  • El vídeo emotivo de testimonio de Melissa Fleming en una historia de superación de los refugiados.
  • La última actuación de Xavier Lozano que animó a los asistentes a soplar con un macarrón para hacer música.
  • El regalo de una lámina de una ponencia dibujada en directo por una de las dos facilitadoras gráficas.

 

Y llegó el día…

Y se pasó volando. Ese día no sientes cansancio, no tienes hambre, ni te acuerdas de mirar el reloj, todo fluye… Es un día especial, muy especial.

Algunos empezamos temprano por la mañana y durante el día se fueron incorporando más voluntarios. Los organizadores nos iban encargando diferentes tareas, algunos prepararon bolsas de bienvenida para los asistentes o acreditaciones, otros montaron el jardín vertical del escenario, otros los equipos de audiovisuales, proyectores y probaron que todo funcionara, etc.

En este tipo de eventos, como en cualquier empresa hay imprevistos y en este caso no nos libramos. La construcción del jardín vertical sufrió retraso, lo que dejó poco tiempo para los ensayos y pruebas de audio, vídeo… Llegaron las 15h. y los primeros asistentes fueron muy puntuales y nos pillaron terminando de preparar y ordenar las acreditaciones, en el momento de entrar al teatro desde el jardín con la banda, las puertas todavía no estaban abiertas y empezamos con un pequeño retraso. ¿Qué más podía pasar? Micros que no funcionan, proyectores que se rompen… pues sí, pero todo se resolvió.

Lo más importante en cualquier evento, como en cualquier negocio, es la capacidad de reacción, de improvisación y sobretodo de implicación y actitud de las personas para resolver problemas e imprevistos y en el TEDx Plaça del Fòrum así fue.

Esto demuestra que detrás de la organización de un TEDx hay un gran equipo integrado por organizadores y voluntarios, reconocidos en repetidas ocasiones durante la jornada. La acogida que tuvimos los voluntarios, por parte del equipo organizador, fue tan extraordinario que formamos una piña para afrontar todas las adversidades y conseguir un buen resultado.

 

¿Qué me llevo yo del TEDx?

  • Una gran experiencia que seguro repetiré.
  • Haber conocido a grandes personas, que seguramente serán grandes amistades.
  • La satisfacción de haber puesto mi granito de arena en este evento que admiro y es sin ánimo de lucro.
  • Me llevo también las emociones de los asistentes, muchos conocidos, sus caras en el transcurso del evento, sus críticas constructivas y sus comentarios. Una información muy valiosa para tener en cuenta en la organización de la próxima edición.

Gracias, gracias, gracias.

Ver web TEDx Plaça del Fòrum.

Si te ha gustado, ¡compártelo!


Etiquetas: , , , , , ,


¿Quieres saber cómo vender más online y rentabilizar tu eCommerce?

 Suscríbete y recibirás todo lo que publicamos sobre eCommerce, Estrategia, Marketing, Atención al cliente y Logística.

¡Gracias! Recibirás un email para confirmar tu suscripción.