Hoy voy a empezar mi negocio online, así sea una web corporativa que me sirva de imagen de empresa y de escaparate de mis productos o un ecommerce con el que vender mis productos o servicios. En el fondo cualquier tienda online también debe tener detrás una web o blog que apoye la imagen de marca y transmita la esencia de la empresa.

También estoy escribiendo para mi Blog una serie de artículos que me ayudarán a posicionar en los buscadores y servirán de información adicional a mis futuros clientes. Les van a gustar mucho debido a que estoy dando mucha información gratis que les puede servir para decidirse por mis productos o servicios.

Como todavía no tengo listados de bases de datos para hacer mailings, me dispongo a contratar en las redes sociales algunos perfiles segmentados según mis necesidades para hacer mis primeras ofertas o comunicados, y así captar mis primeros posibles clientes.

También me han dicho que regale algo tipo eBook gratuito sobre un tema interesante para que me entren suscriptores, a los que después les enviaré mi Newsletter con información sobre las novedades, las ofertas y otras cosas que quiera comunicar a mi comunidad y conseguir así que se conviertan en clientes.

Ya tengo las fotos, los videos y los textos para mi web o ecommerce que encargo urgentemente a una empresa de diseño web de reconocido prestigio.

También tengo una diseñadora amiga que me creará la imagen gráfica acorde con mi estética corporativa, mi nuevo logo, los banners, los autoresponders, los formularios, etc.

Mientras voy pensando en qué contenidos publicaré en las redes sociales, ¿con qué frecuencia?, ¿en cuál será mejor estar?, ¿cómo haré mis videos y de qué hablaran? Quizá uno general de presentación y otros por cada línea de productos o servicios.

También puedo hacer tutoriales para aprender a usar mis productos.

Empiezo a confeccionar la tarifa de precios para el ecommerce, surgen las primeras dudas, ¿serán los mismos?, ¿deberán ser más caros para no competir con el canal tradicional? O más baratos, porque en Internet dicen que la gente solo compra por precio.

Hablando con el transportista que entregará los paquetes, me comenta que tiene una aplicación que puede integrarse con mi plataforma ecommerce y así será todo el proceso automático. Lo mismo me cuentan de las pasarelas de pago, que debo integrarlas y me olvido, todo más fácil para el comprador y además daré una imagen más profesional.

Y se me olvidaba, debo contratar un analista digital para que mida todo lo que pasa dentro de mi web o ecommerce para saber si lo que estoy haciendo va bien o no. Según parece, los datos que me proporcionará la analítica digital me ayudaran a tomar decisiones sobre qué hacer en base a lo que esté pasando.

Pero por un momento pienso… ¿de qué va todo esto? ¿de qué están hablando? Si yo solo quería una web que de imagen a mi empresa o una tienda online que me aporte unos ingresos a fin de mes.

Una cosa estoy aprendiendo, hay unos pasos mínimos e imprescindibles que no se pueden saltar y que se deben ejecutar por este orden:

 

Paso 1. Definir bien los objetivos y las estrategias a seguir.

Mejor si empiezas bien fijando los objetivos y definiendo las estrategias necesarias para conseguirlos. Más tarde o más temprano acabarás haciéndolo, no se puede empezar sin tener esto claro, y si lo haces y no te funciona será lo primero que deberás revisar.

Los objetivos son la meta que queremos conseguir y las estrategias el cómo la conseguiremos, las acciones que realizaremos para alcanzar esa meta propuesta.

Un objetivo debe ser medible y aplicable. Se puede definir un solo objetivo y a la vez varias estrategias para la consecución del mismo, dependiendo de las necesidades podemos definir estrategias para la segmentación de los clientes, para abordar los diferentes mercados o la competencia, o para comunicar nuestra esencia o nuestra imagen de marca.

Paso 2. Escoger la empresa adecuada, seria y honesta que no me engañe.

Mejor si me dejo de historias y subcontrato todos los servicios necesarios, al principio pensé que me lo podía hacer yo pero ahora veo que mi tiempo lo debo dedicar a pensar en las estrategias, en las negociaciones con los proveedores, en pensar las campañas de marketing, las ofertas, en analizar los resultados que me aporta la analítica, en comunicar bien a través de las redes sociales o en escribir en mi blog.

Mi tiempo no lo puedo emplear en conocer todas las herramientas, nuevas técnicas, los plugins y todo aquello que aparece cada día para estar a la última y no quedarme desfasado en menos de un año. Además para mi es muy importante el desarrollo de nuevos productos o la mejora de mis servicios y considero que debo dedicar más horas a I+D+i. Así como programas de fidelización o controles de calidad que gustarán a mis clientes y me recomendarán a otros.

Paso 3. Medir y analizar los resultados para seguir o cambiar urgentemente.

Sin saber a dónde voy no puedo ir, pero sin saber cómo voy tampoco. Y si además me informan del tránsito en mi ruta, de las rutas alternativas, del clima durante el viaje, de las incidencias ocurridas, de las experiencias de otros viajeros, etc.

Toda esta información me facilita la toma de decisiones sobre mi viaje, sobre si parar o no, si continuar por la misma ruta, si todo va sobre lo previsto antes de salir. Lo mismo ocurre dentro de mi negocio online, así sea una web o un ecommerce, los datos recogidos de todo lo que está pasando me ayudan a saber si va bien o debo corregir o cambiar tanto mis objetivos como mis estrategias para adaptarme a las necesidades de mis clientes.

Considero muy importante saber qué pasa en cada momento, desde que una persona visita mi web o ecommerce, de dónde procede, con qué dispositivo accede, qué visita, durante cuánto tiempo, si compra finalmente, qué productos o servicios estuvo viendo, qué artículos leyó o qué videos le interesaron. Y gracias a la implementación de herramientas de analítica digital, todo esto puedo saberlo.

Ahora si que empiezo mi negocio online en condiciones, ¡yo que creía que ya lo sabía todo!   ¿Te has visto reflejado? Si quieres, en TROBIR te podemos ayudar. Puedes contactar con nosotros.

Si te ha gustado, ¡compártelo!


Etiquetas: ,


¿Quieres saber cómo vender más online y rentabilizar tu eCommerce?

 Suscríbete y recibirás todo lo que publicamos sobre eCommerce, Estrategia, Marketing, Atención al cliente y Logística.

¡Gracias! Recibirás un email para confirmar tu suscripción.