Sólo una de cada tres empresas españolas está preparada para afrontar la transformación digital.

 

  • La empresa española reconoce que su Transformación Digital reduciría los costes en un 20% y aumentaría sus ingresos.
  • La falta de inversión es uno de los principales obstáculos que reconocen las compañías para avanzar en la digitalización

La tecnología ha impulsado cambios profundos en las compañías que abastan des de la innovación hasta las operaciones, pasando por una nueva forma de captar las necesidades de los clientes y mercados e interactuar con los clientes.

El impacto de la digitalización en todos estos procesos pasa por un notable ahorro de costes y un incremento de la productividad.

La mala noticia reside en que en España sólo una de cada tres empresas está capacitada para asumir con éxito la transformación digital.

El reciente informe sobre la Digitalización de la Actividad en España 4.0 elaborado por Roland Berger y patrocinado por Siemens analiza el estado de la transformación digital en los sectores económicos más relevantes de la economía española y los compara con la situación de los países más avanzados: EE.UU, Israel, Japón, Reino Unido, Corea del Sur, Alemania o Francia.

Las más de un centenar de entrevistas personales y encuestas realizadas a directivos, consejeros y máximos responsables de tecnología de las empresas del IBEX 35 y PYMES líderes en sectores punteros como las Telecomunicaciones e internet, Turismo, Servicios Financieros, Transporte, Infraestructuras, Farmacia, Salud, Energía e industria ponen en relieve el impulso y priorización que la transformación digital está adquiriendo en sus compañías.

Cabe destacar que, España según la clasificación por volumen de PIB ocupa el puesto número 14 en el ranking, pero en cambio, queda relegada en la posición número 45 por lo que respecta a nivel de digitalización.

 

¿Cuáles son las barreras que frenan la transformación digital?

 

El informe revisa e identifica los principales obstáculos con los que se topan las empresas a la hora de hora de emprender la digitalización que les permita mejorar su rentabilidad y eficiencia. Entre los más destacados, según un elevado porcentaje de los directivos y consejeros consultados figuran:

  • La resistencia al cambio
  • Los costes que exige el proceso de transformación
  • La falta de competencias
  • La ausencia de una oferta adaptada al mercado
  • Falta de inversión

 

Asimismo, el informe enfatiza el hecho que las empresas españolas dominan los usos digitales básicos, pero no los más avanzados. Esta carencia se pone de manifiesto cuando se comparan los niveles de penetración digital entre sectores, con brechas notables entre sectores que oscilan entre el 51% en sectores como Energía hasta alcanzar a los más punteros con el 75% en sectores como Salud o Transporte.

Más allá de la disparidad entre sectores, estos datos exponen una realidad imperante. Existe un importante margen de crecimiento y una clara falta de explotación de las oportunidades de la digitalización en todos los sectores.  Esto explica en parte que, en España, hoy por hoy, tan sólo un 38% de las empresas cuenten con estrategia digital formulada y en proceso de implementación -en el caso de la Industria y las infraestructuras, sólo el 10% y el 15% respectivamente, una situación que viene determinada en parte por la falta de inversión.

Pero en el caso del sector de Telecomunicaciones la estrategia digital está formalizada en un 91% o Servicios Financieros 83%, respectivamente -.  En este sentido, estos dos sectores más digitalizados afirman disponer de los medios suficientes para desarrollar esta estrategia digital.

 

¿Qué beneficios te puede aportar la digitalización en tu empresa?

 

La práctica totalidad de las compañías coincide en señalar que la digitalización brinda beneficios cuantitativos: la mejora de la cifra de negocios y la optimización de costes, que pueden bajar hasta un 20%, y también cualitativos, por el impacto en el nivel de bienestar de sus empleados.

La digitalización no se reduce a que haya tecnología, que la hay, sino en entender que los mercados y sobretodo, los clientes se han trasformado. Cada vez más frecuentemente, la personalización de sus necesidades, la experiencia al entorno del proceso de compra y uso del producto y/o servicio exigen más valor, más inmediatez, más contexto y que exista conectividad en todo el proceso y en todos los canales.

Una respuesta adecuada a estas necesidades, pasa por entender y captar las necesidades de los clientes y mercados gestionando grandes cantidades de datos. Conceptualizar y ejecutar los productos y servicios de forma totalmente nueva, transformando los datos es todo un reto que debe pasar por producir con unos objetivos de rentabilidad y productividad cada vez más optimizados. Sólo así se puede encarar con éxito el futuro.

 

Si te ha gustado, ¡compártelo!


Etiquetas: ,


¿Quieres saber cómo vender más online y rentabilizar tu eCommerce?

 Suscríbete y recibirás todo lo que publicamos sobre eCommerce, Estrategia, Marketing, Atención al cliente y Logística.

¡Gracias! Recibirás un email para confirmar tu suscripción.