Definición de Analítica Digital

 

“La Analítica Digital es un proceso de mejora continua que nos permite alcanzar nuestros objetivos, optimizando la experiencia de nuestros clientes y clientes potenciales, a través del análisis tanto cuantitativo como cualitativo de los datos de nuestro negocio, y de nuestra competencia” Avinash Kaushik.

Si analizamos la definición, nos habla de muchos aspectos que influyen en el proceso, en los que iremos ahondando en próximos artículos.

  • Proceso de mejora continua.
  • Objetivos de la empresa.
  • Optimización de la experiencia del cliente y cliente potencial.
  • Análisis Cualitativo de nuestra empresa y de la competencia.
  • Análisis Cuantitativo de nuestra empresa y de la competencia.

 

La Analítica Digital, si hasta hace relativamente poco, era una gran desconocida, en la actualidad, ya son muchos los profesionales que afirman que es una herramienta fundamental de la Estrategia Digital de cualquier negocio, independientemente de si es grande o pequeño.

Gracias al análisis de los datos podemos saber si estamos consiguiendo los objetivos que nos marcamos, o bien cuán cerca o cuán lejos de ellos estamos.

 

Definición de Objetivos y KPIs.

 

Lo primero que debemos hacer es pensar. Pensar qué queremos conseguir.

Si se tratara de escalar una montaña, llegar al punto más alto sería nuestro objetivo. Es el lugar dónde queremos llegar, lo que queremos alcanzar.

Parece trivial, pero si no lo escribimos, no podremos saber si ya hemos llegado o si estamos muy lejos de conseguirlo.

Los KPIs son indicadores clave de rendimiento, son aquellas métricas que debemos escoger por ser las más importantes y porque nos indicaran nuestra posición respecto al objetivo definido. Una métrica no deja de ser un número, un valor.

Vamos a ver algunos ejemplos muy estándares para entender que el objetivo y los KPIs pueden ser muy diferentes dependiendo del negocio que tengamos.

 

Ecommerce.

  • Objetivo: vender, pero en realidad sería ingresar €, para ser concretos pondremos una cifra anual por ejemplo.
  • KPIs: Ingresos en €, nº de productos vendidos, precio medio del pedido, tasa de conversión.

 

Empresa de Servicios, por ejemplo buffete de abogados.

  • Objetivo: captar posibles interesados (leads o prospectos).
  • KPIs: Formularios de contacto recibidos correctamente, contactos vía telefónica u otros medios. Profundidad de la visita (número de páginas vistas de promedio por visita).

 

Revista o blog.

  • Objetivo1: Conseguir nuevos usuarios que lean las notícias o los artículos del blog.
  • KPIs: Tasa de nuevos usuarios, Nº de páginas vistas por visita de promedio, tiempo promedio en la web.
  • Objetivo 2: Fidelizar a los usuarios actuales.
  • KPIs: Nº de subscriptores al blog.

 

Para tomar mejores decisiones necesitamos datos.

 

Necesitamos datos, sí, pero no debemos emborracharnos con ellos, solo deberíamos usar aquellos que son necesarios para tomar decisiones. Como dice Gemma Muñoz: “No por tener muchos datos se accede al conocimiento”.

Actualmente hay una democratización de los datos, antes sólo para directivos y ahora accesibles a toda la organización. Aunque no es generalizado, dependerá de la orientación de la empresa a los datos y su nivel de madurez en la analítica digital.

Es natural que las empresas evolucionen por las diferentes etapas de la analítica digital y siempre recomendamos empezar por tomar el control de los datos.

En una segunda etapa se debe optimitzar la inversión que se realiza en Marketing Online y en una tercera nos debemos centrar en la optimización de la web o el canal online.

Una vez tengamos bien asentadas estas tres primeras etapas, nos focalizaremos en el cliente para conocerle mejor y por último en el Big Data.

En general, usamos el término analítica digital, porqué estamos haciendo referencia no sólo a los datos que obtenemos de la web (análisis web), sino que además analizamos los datos que obtenemos de Redes Sociales, envíos de correo electrónico (eMail Marketing) o cualquier otra interacción o contacto que suceda online.

 

¿Para qué sirve la Analítica Digital?

 

No se trata de contar las visitas que tenemos a nuestra web, se trata de entender qué está pasando y por qué pasa lo que pasa en nuestra web.

Lo que realmente nos interesa es detectar pautas de comportamiento de nuestros usuarios. Por ejemplo: los usuarios que consultan las políticas de devolución compran más, o los usuarios que nos buscaron por el nombre de nuestra marca, se acaban suscribiendo a nuestra newsletter.

La Analítica Digital sirve para:

  • Saber si el dinero que hemos invertido en una campaña de Adwords o en un anuncio de Facebook le está aportando a nuestro negocio más ventas o más formularios completados, o cual sea nuestro objetivo para esta acción y así con todas las acciones que realizamos también en redes sociales, campañas por correo electrónico (eMail Marketing), etc.
  • Entender qué hacen en la web y saber si es fácil realizar cualquier acción. Es decir, analizar patrones de navegación y la usabilidad de la web.
  • Saber si los emails que enviamos a nuestras bases de datos nos aportan clientes o no.
  • Obtener pistas de por qué abandonan el carrito de la compra.
  • Identificar tipos de usuarios (segmentos) basándonos en las acciones que realizan o por qué canal han llegado a nuestra web (anuncio, búsqueda en Google, red social) o por su ubicación, o por qué dispositivo accedieron a nuestra web (móbil, tablet, pc).
  • Detectar oportunidades de negocio que no habíamos contemplado o ocasiones de venta que estamos perdiendo.

Lo más importante en la Analítica Digital no son los datos, es el análisis y la interpretación de los mismos. Es un proceso de mejora continua.

Si te ha gustado, ¡compártelo!


Etiquetas: ,


¿Quieres saber cómo vender más online y rentabilizar tu eCommerce?

 Suscríbete y recibirás todo lo que publicamos sobre eCommerce, Estrategia, Marketing, Atención al cliente y Logística.

¡Gracias! Recibirás un email para confirmar tu suscripción.